¿Qué saben los jóvenes de la violencia de género?

En este año 2015, la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género (Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad) ha publicado un informe sobre la percepción que la juventud  tiene del maltrato, su grado de tolerancia y estereotipos sobre víctimas y agresores, entre otros factores. La conclusión hallada fue que uno de cada tres jóvenes españoles ve aceptable controlar la vida de su pareja e incluso consideran normal impedir que vea a sus amigos o familia o no permitirle que estudie o trabaje. Esto quiere decir que  el 33% considera aceptable la violencia de control a pesar de que  más del 90% de los encuestados rechaza ampliamente la violencia y la consideran “totalmente inaceptable”.  El estudio también muestra que los jóvenes se alejan de los estereotipos reales, pues el  40% tiende a exculpar al agresor al considerar que “los agresores suelen tener alguna enfermedad mental”, y el 38% considera que hay más agresores entre los extranjeros e incluso el 54% culpabiliza a las víctimas al considerar que si sufren maltrato es porque lo consienten.
En cuanto al conocimiento de las estrategias de información y sensibilización existentes, un 81% de la adolescencia afirma conocer la Ley contra la Violencia de Género, el teléfono 016, o alguna campaña contra la violencia de género.

Entonces, ¿qué está pasando? ¿hay conocimiento de los medios disponibles y de las leyes, pero no de las causas que conllevan a la violencia de género?

Pues creo que sí. Que no hay conocimiento sobre las circunstancias, medios, causas, motivos que hacen desembocar a una pareja en una situación de maltrato y que esto es fundamental, porque ¿de qué sirve qué sepamos qué tenemos que hacer si sufrimos maltrato, si no sabemos qué hacer para evitar que ocurra?

La mejor prevención es el conocimiento de causa, y en esta asignatura España está todavía muy atrasada, pues los datos de este informe realizado a la juventud demuestran que no tienen conocimientos reales y que además un porcentaje escalofriante podría ser objetivo de futuros maltratos.

Sólo a partir de la concienciación y formación ciudadana, podrán conocerse  las características de los protagonistas del maltrato, y así se podrá  mejorar significativamente los datos referidos a la percepción de la sociedad, consiguiéndose  una plena prevención primaria, a través de la educación.

Creo que, por desgracia,  con estos resultados seguiremos escuchando casos de violencia de género. Y que aún, hoy en día, la sociedad no es consciente de su responsabilidad directa para conseguir la prevención a través de la educación de sus hijos e hijas. Y que por lo tanto no estamos haciendo todo lo que podemos para evitarla.

En Formación Carpe Diem queremos contribuir a la difusión de del conocimiento sobre la violencia de género y el maltrato familiar, realizando así  nuestro aportación particular a favor de una prevención primaria, es decir, educando para que no lleguen a manifestarse comportamientos de violencia familiar.
Es por ello que lanzamos estos dos cursos a 28 €: “Prevención de la violencia de género” y “Actuaciones en la violencia de género”

Educa_no_violencia_carpediemSonia Luna
Psicóloga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *