El celador: Funciones, tareas y requisitos

El celador pertenece al grupo de personal no Sanitario. Es la persona encargada de vigilar el cumplimiento de las normas y el mantenimiento del orden o a hacer otras tareas de apoyo.

Las funciones de los Celadores vienen recogidas en el artículo 14, punto 2, del Estatuto de Personal No Sanitario al servicio de las Instituciones Sanitarias de la Seguridad Social. Dicho estatuto se plasmó en una Orden del Ministerio de Trabajo de 5 de Julio de 1971 (publicado en el B.O.E. del 22 de Julio de 1971).

Aunque se ha promulgado el nuevo Estatuto Marco que afecta a todo el personal estatutario del Sistema Nacional de Salud (Ley 55/2003, de 16 de diciembre) y deroga los tres estatutos vigentes hasta la fecha, las funciones recogidas en el antiguo Estatuto continúan vigentes (según la Disposición Transitoria Sexta de la Ley 55/2003).

  • Tramitarán o conducirán las comunicaciones verbales, documentos, correspondencia u objetos que les sean confiados por sus superiores, así como trasladar, en su caso, de unos servicios a otros, los aparatos o mobiliario que se requiera.
  • Harán los servicios de guardia que correspondan dentro de los turnos que se establezcan.
  • Realizarán excepcionalmente aquellas labores de limpieza que se encomiende cuando su realización por el personal no sea idónea o decorosa en orden a la situación, emplazamiento, dificultad de manejo, peso de los objetos o locales a limpiar.
  • Cuidarán, al igual que el resto del personal, de que los enfermos no hagan uso indebido de los enseres y ropas de la Institución.
  • Vigilarán las entradas a la Institución, no permitiendo el acceso a sus dependencias más que a las personas autorizadas para ello.
  • Vigilarán, asimismo, el comportamiento de los enfermos y de los visitantes de toda aquella acción que perjudique al propio enfermo o al orden de la Institución.
  • Tendrán a su cargo la vigilancia nocturna, tanto del interior como del exterior del edificio.
  • Darán traslado de los enfermos, tanto dentro de la Institución como en el servicio de ambulancias.
  • Ayudarán a los Enfermeros/as y Ayudantes de planta al movimiento y traslado de los enfermos que requiere un trato especial.
  • Excepcionalmente, lavarán y asearán a los enfermos encamados o que no pueden realizarlo por sí mismos.
  • En los quirófanos auxiliarán en todas aquellas labores propias del Celador destinado en estos servicios, así como en las que les sean ordenadas por los médicos, supervisoras o enfermeros/as.
  • Ayudarán a la práctica de autopsias en aquellas funciones auxiliares que no requieran por su parte hacer uso de instrumental alguno sobre el cadáver. Limpiarán la mesa de autopsias y la propia sala.
  • Velar por el orden y el mayor silencio posible en las dependencias.
  • Tendrán a su cargo los animales utilizados en los quirófanos experimentales y laboratorios.
  • También serán misiones del Celador todas aquellas funciones similares a las anteriores que les sean encomendadas por sus superiores.

Tipos de Celadores

Estas funciones, pueden variar en función del tipo de profesional que se trate:

  • Celador encargado de turno
  • Celador de lavandería
  • Celador de urgencias
  • Celador de ambulatorio
  • Celador de quirófanos
  • Celador de U.V.I.
  • Celador de necropsias
  • Celador de rehabilitación
  • Celador de instituciones geriátricas
  • Celador de ambulancia
  • Celador de planta
  • Celador de puerta
  • Celador de vigilancia
  • Celador de dependencias administrativas
  • Celador de almacén

Perfil profesional
Para ser celador, deberá:

  • Tener habilidades comunicativas, ya que trabajará con pacientes y sus familiares, así como con el resto del personal del hospital.
  • Ser amable, simpático y prudente.
  • Tener habilidades de trabajo en equipo y la capacidad de seguir instrucciones.
  • Tener buena forma física para las tareas que requieran levantar peso.

Requisitos para optar a las oposiciones de celador en Instituciones Sanitarias:

  • Poseer la nacionalidad española o la de un Estado miembro de la Unión Europea o del Espacio Económico Europeo u ostentar el derecho a la libre circulación de trabajadores conforme al Tratado de la Unión Europea o a otros tratados ratificados por España, o tener reconocido tal derecho por norma legal.
  • También podrán participar el cónyuge, descendientes y descendientes del cónyuge de los españoles y de los nacionales de países miembros de la Unión Europea o del Espacio Económico Europeo, siempre que no estén separados de derecho, menores de 21 años o mayores de dicha edad que vivan a sus expensas.
  • Tener cumplidos los 16 años y no exceder de la edad de jubilación forzosa.
  • Estar en posesión del certificado de escolaridad o equivalente, o en condiciones de obtenerlo dentro del plazo de presentación de solicitudes.
  • No padecer enfermedad ni estar afectado por limitaciones físicas o psíquicas que sean incompatibles con el desempeño de las correspondientes funciones.
  • No haber sido separado, mediante expediente disciplinario, del servicio de cualquiera de las Administraciones Públicas, ni hallarse inhabilitado para el desempeño de las funciones públicas.
  • Asimismo, en las comunidades autónomas donde coexistan dos idiomas oficiales, podrán exigir conocimientos del idioma propio de la comunidad.
  • Cualquier modificación de requisitos por parte de alguna comunidad autónoma será notificada a los alumnos de dicha comunidad.

La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional, por ello, ponemos a su disposición los siguientes cursos de Carpe Diem:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *