El Otoño, época de los frutos secos.

frutos secos

Poder consumir frutos secos es uno de los beneficios que nos ofrece el otoño y es que es el mejor momento para disfrutar de estos alimentos tan ricos en nutrientes y necesarios para el organismo.

Además, se pueden consumir para picar entre horas y son geniales para completar ensaladas y como complementos en nuestros mejores platos.

Se ha reconocido que comer un puñado de almendras todos los días es una forma sencilla de mejorar su alimentación y sacia para evitar picar entre comida y comida.

En comparación con las personas que evitan los frutos secos, debido a las categorías que aportan, los que comen frutos secos regularmente tienden a tener un menor riesgo de padecer diabetes y una mejor salud cardiovascular.

Es recomendable consumirlos crudos y sin sal, ya que lo mejor para la salud es ingerirlos lo más naturalmente posible.  El sabor es cierto que no es el mismo, ya que el aporte extra de grasas al cocinarse y la sal, hace que este alimento sea más sabroso al paladar, pero comer los frutos secos crudos mejora su valor nutricional y nos haría apreciar su sabor más natural.

¿Cuáles son los mejores y qué beneficios aportan?

Si le interesa obtener formación sobre Dietética y Nutrición, no se pierda estos cursos de Formación Carpe Diem:

Todos los cursos gratis
Cursos con 60% de descuento (a 28€)
Cursos con 80€ de descuento (a 18€)
Cursos con ofertas
Cursos con diploma con Reconocimiento oficial por la ESSSCAN
Cursos con título expedio por la Universidad Antonio de Nebrija

En Carpe Diem aprenderás cómodamente para poder mejorar tu vida laboral, porque tenemos claro que
“Tu Formación es tu Futuro”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *