¿Qué es y cómo podemos tratar la dislexia en las aulas?

qué es la dislexia

¿Qué es la dislexia?

La dislexia es una dificultad en el aprendizaje que afecta a la escritura y a la lectura, es de carácter específico y persistente. La dislexia  impide reconocer y comprender las palabras escritas.

Hoy en día la dislexia afecta a un 10% de los alumnos, lo que significa que uno de cada 10 niños padece esta dificultad en el aprendizaje.

Las dificultades que presenta la dislexia nada tienen que ver con la capacidad intelectual ni con el esfuerzo del niño.

Hoy en día tenemos a nuestro alcance muchos recursos para mejorar esta dificultad para el aprendizaje de la lectoescritura de los alumnos.

 

¿Cómo podemos tratar la dislexia en el aula?

La dislexia debemos tratarla de diferente manera dependiendo de si el alumno se encuentra en infantil, primaria o secundaria. A continuación te dejamos algunos  consejos para tratar la dislexia en el aula:

 

Estrategias en Educación Infantil

  1. Utilizar siempre el juego, como medio de aprendizaje.
  1. Buscar refuerzos visuales o auditivos (cintas de video, programas informáticos, casetes…) para trabajar el vocabulario, los colores, los días de la semana…
  1. Enseñarles a manejar el ordenador, ya que será una herramienta fundamental en su proceso de aprendizaje.
  1. Trabajar con plastilina, con arena… las letras, jugar a dar forma, a las letras y después hacerles pasar la mano por encima de la letra.
  1. Tener el aula o la habitación decorada con muchos refuerzos visuales (si estamos trabajando la letra B, tendremos, fotos o recortes de revista de objetos que empiecen por la misma letra).
  1. Según la edad, podemos empezar a utilizar la grabadora, para que se empiece a familiarizar con ella (podemos grabar canciones, vocabulario, colores…)
  1. Jugar a marcar con el dedo letras, en la espalda y poder adivinarlas.
  1. No debemos forzarles a leer, ya que solo conseguiremos el efecto contrario. Los adultos deben leer al niño, a diario.

 

 Estrategias en Educación Primaria y Secundaria

 

  1. El docente debe tener bien claro lo que espera del niño, aceptando que haga preguntas sobre todo aquello que no comprenda durante las lecciones y asegurándose si ha entendido las instrucciones. Y aceptar que el alumno tardará más tiempo en aprender y que se cansará más rápidamente que los demás niños.
  1. Debemos tener en consideración, a la hora de poner las tareas, para el día siguiente, ya que la mayoría de estos niños, suelen asistir también fuera del colegio a sesiones de terapia y  tienen mucho menos tiempo libre, ya que tardan el doble en realizar los deberes.
  1. La información nueva, debemos repetírsela más de una vez puesto que se distrae con gran facilidad, su memoria es a corto plazo y a veces escasea su capacidad de atención.
  1. Durante los exámenes brindarle al alumno disléxico tiempo suplementario y períodos de descanso.
  1. No hacerle leer en voz alta en público en contra de su voluntad.
  1. Los libros de lectura deben estar adecuados a su nivel lector, y mucho mejor si el libro lo puede elegir el alumno.
  1. Dejarle utilizar la grabadora, como material de refuerzo, tanto en clase como en casa. Gracias a ella el alumno podrá tener algunas explicaciones del profesor grabadas y las podrá hacer servir en casa como método de estudio.
  1. Es aconsejable poder realizar, con este tipo de alumnado, descansos más frecuentes, ya que si no, su nivel de dispersión crece y les es más difícil mantener el ritmo.

Tú también puedes ayudar a poner fin a la dislexia en las aulas, fórmate: Actuaciones ante la dislexia en la escuela

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *