Cómo afectará a padres e hijos este periodo de confinamiento

Compártelo:

Muchos son los padres que se están haciendo esta pregunta, y realmente la respuesta es muy subjetiva.

A los niños les afectará en la medida que les afecte a los adultos, si los adultos se lo toman de forma positiva y sacando partido a la situación, los niños harán lo mismo; pero si los adultos se victimizan ante esta situación, pues los niños tomarán el mismo camino.

Es decir, será un impacto para los niños si los adultos lo viven y expresan sufridamente.

Y con esto no quiero decir que la situación no se impactante ni dura, ni mucho menos, pero sí quiero decir que los adultos somos los referentes en cuanto a pensamientos y comportamiento para los niños y que al ser la parte responsable y madura de esta ecuación tenemos la obligación de normalizar esta situación ante ellos el máximo posible.

¿Y entonces?, ¿cómo lo hacemos?

Pues se pueden seguir una serie de pautas que nos ayudarán a sobrellevar esta situación más fácilmente:

  1. Como adulto eres ejemplo para tus hijos, así que, si actúas de forma racional y adaptándote, ellos te imitarán y normalizarán esta situación.
  2. Normaliza tus emociones y las de tus hijos, es decir sentir emociones contrapuestas es normal y debemos aprender a expresarlas y resolverlas de forma sana.
  3. Explícales a tus hijos lo que está sucediendo, pero eso sí, debes hacerlo con palabras adecuadas a su edad, destacando lo positivo y recordando que esto es temporal.
  4. No hay que incidir en lo que no tenemos o hemos perdido, sino en lo que ahora tenemos y hemos ganado.
  5. Recordar que esto es temporal y en pro de nuestra salud.
  6. Normalizar la situación, sigue con las normas y rutinas, en la medida de lo posible (recordando que ahora no es momento de poner a prueba comportamientos ni hacer exigencias de desarrollo).
  7. No hablar de miedos y sí de sentido común.
  8. Aléjale de las noticias si no eres capaz de filtrarlas, digerirlas o centrarte en las positivas.
  9. Potenciar todo lo bueno que puede reportar esta situación, olvidando lo que hayas hecho antes (todo lo que se quiera se retomará más adelante).
  10. Debemos centrarnos en nuestra familia, y en tareas sencillas y normalmente olvidadas en casa, pintar por pintar sin ningún objetivo, ver una peli, hacer deporte juntos (salga bien o regular), etc.
  11. Dedicar tiempo a cada uno de los hijos por separado, en conjunto, de pareja e incluso individual.
  12. Mantén contacto con la familia y amigos, por ejemplo, a través de videollamadas; puedes seguir viéndolos, pero de otra forma, que debe ser válida también para tu cerebro.
  13. Tus problemas son los que puedes solucionar por tí mismo, lo demás puede afectarte, pero debes aceptar que no está en tus manos.

Tomar estos consejos y adquirir una actitud positiva tendrá como consecuencia no llenar tu vida de ansiedad y transformar esto en una oportunidad de crecimiento personal.

Debes buscar la forma de convivir con el miedo, potenciando los pensamientos positivos y no dando oportunidades a situaciones que generen ansiedad o que sean anticipatorias de algo que puede ocurrir o no. La ansiedad anticipada solo sirve para perder el presente y bloquearte en la toma de decisiones acertadas, para que a medida que vayan viniendo los problemas se vayan tomando las decisiones acertadas.

Hay momento de hacer planes a largo plazo y otros momentos que debemos ir enfrentando el día a día, y ver la vida de manera relativa.

Esta situación tenemos que vivirla sí o sí, sin más opciones, por lo que plantéate en sacarle algún beneficio y como una oportunidad de crecimiento personal. No olvides que tú decides cómo quieres afrontarla y que de ello dependerá tu vida y el aporte a tu propia felicidad.

Y no olvides relativizar, ahora estamos más cerca del final, y poco a poco iremos retomando otro tipo de vida, que no tiene por qué ser más normal que esta.

Disfruta del tiempo con tu familia,

Un saludo,

Sonia Luna
Psicóloga

Compártelo:

Deja tu comentario

89 − 83 =

Pídenos Información


¿Como te podemos ayudar?