Curso gratis de Animador Sociocultural

CURSO GRATIS ANIMADOR SOCIOCULTURAL

Curso Gratis de Animador SocioculturalEste curso online gratis de Carpe Diem, “Animador Sociocultural es un sencillo tutorial para conocer la vertiente polifacética del Monitor Sociocultural.

Se explican sus tipos, funciones y características comportamentales puesto que en la realidad a este tipo de monitores se le califica “monitores para todo”.  Dependen de categorias superiores (educador social, pedagogo social…) pero en la realidad y práctica cotidiana, son los encargados de los proyectos, desarrollandolos, y poniéndolos en practica. Este curso de Animador Sociocultural es gratuito y podrá descargar el diploma de haber asistido a esta jornada formativa.

Realizar este curso online gratis de Animador Sociocultural es muy fácil:
1. Estúdiese el temario que aparece a continuación.
2. Envíenos el formulario del final del temario con su nombre, apellidos y email, y las respuestas a las preguntas de evaluación.
3. Cuando haga ésto, podrá descargarse el diploma que aparece al final de esta página y completarlo con sus datos personales.


TEMARIO DEL CURSO GRATIS ANIMADOR SOCIOCULTURAL:

  • Tema 1. El contexto de la Intervención Sociocultural.
  • Tema 2. El Monitor Sociocultural: Tipos y funciones.
  • Tema 3. Características comportamentales.

Tema 1. El contexto de la Intervención Sociocultural.

La Educación Social se puede definir como el conjunto sistemático y fundamentado de distintas prácticas educativas sobre la base del desarrollo más ade­cuado de la socialización de los individuos y colectivos. Al mismo tiempo pretende dar respuesta a sus distintas problemáticas y necesidades sociales.

Dentro del ámbito de actuación de la Educación Social podemos encontrar el de la Ani­mación Sociocultural; modalidad que se caracteriza por presentar una metodología participativa, encaminada a generar procesos de autoorganización sectoriales de la población y que introduce continuas variables sociales y culturales debido, sobre todo, al incesante despliegue de lo educativo/formativo en el espacio y en el tiempo.

Surgen de este modo, dentro del ámbito de la Animación Sociocultural nuevos ám­bitos de intervención educativa haciendo que la tradicional actuación formativa formal se convierta en no formal. De la misma forma también rompe con el concep­to de educación obligatoria para convertirse en un ámbito de formación continua con nuevas y variadas modalidades y nuevos destinatarios de la formación.

En este contexto surge también el ámbito formativo correspondiente a la especia­lidad de Monitor Sociocultural. Este se caracteriza por ser un nivel más dentro de la formación en el ámbito de la Educación Social y que, aunque presente las mismas características de actuación e intervención que la Animación Sociocultural, se diferen­cia de ésta en las funciones y competencias profesionales que ejerce en la práctica.

Por tanto, cuando hablamos de Educador Social, Animador Sociocultural y Monitor Sociocultural, en el fondo, hablamos de lo mismo en líneas generales, diferenciándose sólo en los niveles de competencia y cualificación que presenta cada uno en su intervención sociocultural.

Las funciones específicas que se desempeñan desde cada profesión y que corresponden a la familia profesional de la Educación Social son:

  • Animación Sociocultural.
  • Monitor de Tiempo Libre y Monitor Sociocultural.
  • Prevención y tratamiento de la marginación social.
  • Formación para el trabajo y la profesión.

Los ámbitos de intervención donde se situará la actuación de cada profesión específica, se clasifican en:

  • Espacios abiertos: zona rural, la calle, el barrio, el territorio, el medio ambiente, etc.
  • Espacios cerrados o institucionales: centros de enseñanza reglada y no reglada y espacios no escolares tales como centros de acogida, centros de protección de menores, centros penitenciarios, hospitales, cuarteles, etc.
  • Espacios mixtos: tales como instituciones políticas y administrativas de carácter estatal, autonómico, provincial o local, instituciones sociales, sanitarias, culturales, religiosas, benéficas, sindicales, asociaciones, etc.

Los destinatarios de la intervención socioeducativa son, en función de:

  • La edad: niños, preadolescentes, jóvenes, adultos y tercera edad.
  • La problemática concreta: delincuentes, toxicómanos, deficientes físicos, psíquicos o sensoriales, mujeres, etnias y minorías, colectivos de alto riesgo, universitarios, soldados, reclusos, etc.

Curso Gratis de Animador Sociocultural

Teniendo en cuenta que, los ámbitos de intervención en el contexto de la Educación Social son los mismos y que sólo se diferencian los niveles en función de las competencias y capacitación para dicha intervención, el trabajo del Monitor Sociocultural se enmarca dentro del ámbito de la Animación y Dinamización Sociocultural. Por lo tanto, Animación Sociocultural y Monitor Sociocultural no se contradicen, sino que se complementan en la puesta en práctica de la intervención y se diferencian sólo en los niveles de competencia de dicha intervención.

El Animador asume competencias de nivel técnico y el Monitor es un auxiliar de la animación y dinamización sociocultural. En este sentido, y para entender más claramente lo que el Monitor Sociocultural hace o debe hacer, se puede decir que su actividad va siempre referia al ámbito de la Animación e Intervención Sociocultural.

Tanto el Animador como el Monitor Sociocultural tienen funciones eminentemente prácticas basada en unas capacidades y habilidades suficientes de planificación, ejecución y evaluación de los proyectos de intervención adecuados a los contextos del medio o ámbito social y cultural donde se vayan a desarrollar.

Las competencias se establecerán, entonces, desde tres presupuestos:

  • Un enraizamiento con el contexto sociocultural concreto.
  • Una vinculación y compromiso al desarrollo de la comunidad.
  • Una concepción de sociedad como ámbito privilegiado socioeducativo.

Ello supone que cualquier propuesta formativa se establece desde la práctica profesional e integra las distintas etapas por las que debe necesariamente pasar el trabajo de cualquier animador o monitor sociocultural.

En el contexto de la Animación Sociocultural, y con referencia a las funciones del Monitor Sociocultural como auxiliar de la animación que participa activamente en el desarrollo y ejecución de los programas, la intervención de estos profesionales se puede realizar en múltiples campos socioculturales o áreas y programas de intervención que, aun a pesar de la pluralidad de los mismos, sin embargo tienen todos ellos unas características comunes:

  • Pretenden dar respuesta a nuevas necesidades educativas que el actual sistema educativo no satisface, ya sea por saturación, rigidez o formalismo.
  • Su ámbito de actuación se desenvuelve por lo general dentro de la educación no formal o extraescolar.
  • La línea común a todas estas actuaciones se encuentra en la intencionalidad educativa desde la que se abordan.
  • La pluralidad temática y dimensión educativa les otorgan a cualquiera de estas áreas un carácter multidisciplinar y limítrofe con la dificultad para acotar sus propios campos de actuación.

Curso gratis de Animador Sociocultural

Las cuatro grandes áreas de intervención socioeducativa son:

  • La Animación Sociocultural y Tiempo Libre.
  • La Educación de Adultos.
  • La Educación Especializada.
  • La Formación Laboral.

Una institución, en el ámbito sociocultural, hace referencia siempre a las obras u organismos que se establecen jurídicamente con un sistema organizativo, que está destinado a realizar una idea o un proyecto proponiendo formas de actividad preexistentes al individuo. Por lo tanto, se trata de determinados organismos de tipo educativo, social y cultural, así como político y religioso.

El carácter sociocultural se añade cuando la institución reúne las siguientes características:

  • La voluntariedad, en cuanto al uso de las instituciones por parte del público y con carácter abierto.
  • La ausencia de exigencias escolares o académicas, en lo que se refiere al uso y disfrute de las distintas prestaciones que ofrecen las instituciones.
  • El carácter no escolar o académico, en cuanto a que sus actividades no suelen tener una finalidad lucrativa ni acreditativa referida a la consecución de titulaciones oficiales o profesionales.
  • El tiempo libre, con referencia al tiempo específico desde el que se desarrollan las actividades y como descanso, diversión y desarrollo.
  • Con proyecto de carácter colectivo, porque sus funciones se desarrollan a través de distintas actividades físicas, manuales, intelectuales, artísticas, sociales o lúdicas, integradas en un proceso que tiene por objeto la participación de los interesados en mejorar y transformar a la persona y al grupo o comunidad.
  • Carácter grupal de las actividades, actuando dicho grupo como mediador entre la institución y el usuario.

Cuando el Monitor Sociocultural toma contacto con la realidad e inicia su trabajo, lo primero que debe elaborar es un programa de actuación; para ello es prioritario definir los objetivos que pretende conseguir y prever los distintos pasos que habrá de recorrer para alcanzarlos, planificación que será su referencia para trabajar e ir eva­luando de forma continua la adecuación y eficacia de su tarea. Por tanto, los objetivos deben dar respuesta a los problemas, necesidades e intereses detectados.

El Monitor Sociocultural opera como intermediario entre las necesidades y demandas de un sector poblacional determinado y la potencial respuesta de la propia institución en la que trabaja y también impulsa de forma efectiva la transformación, a través de determinados medios y presupuestos institucionales, de unas aspiraciones y demandas concretas de la población, con un programa organizado y sistemático de intervención.

Tema 2. El  Monitor Sociocultural: Tipos y funciones.

  • Monitor natural: desempeña el papel de líder del grupo, con el que mantiene una relación carismática sobre la base de la espontaneidad e improvisación en las actuaciones que lleva a cabo dentro del propio grupo. Dentro del triángulo correspondería a la vertiente dinamizadora del grupo, comunidad o sector de la población.
  • Monitor militante: dirige y actúa normalmente desde algún tipo de asociación u organización y con carácter voluntario, aunque con claras intenciones de referencia al grupo con el que trabaja y que constituye el centro de su atención. Aquí prevalece más el grupo o sector poblacional.
  • Monitor profesional: es el técnico cualificado de la intervención sociocultural; su trabajo suele desarrollarse desde alguna institución que lo contrata desde fuera de los grupos, comunidad o sector de la población. Tiene un estatus institucional y aglutina a los otros dos elementos del triángulo (monitor y población). La relación que aquí prevalece es la de monitor e institución.

Curso gratis de animador sociocultural

Por tanto, cada tipo de monitor determina una forma de relación con las instituciones y con el sector de la población donde se interviene. Será cada monitor por sí mismo el que establezca el equilibrio adecuado entre su razón de ser como tal monitor, las instituciones desde la que actúa y con la comunidad, grupo o sector de la población donde actúa.

De todas formas, en la práctica las tres tipologías se conjugan simultáneamente dependiendo de las necesidades y exigencias de la intervención sociocultural.

Junto con el grupo de los sujetos objetos de la intervención sociocultural o destinatarios de la acción, el Monitor es el otro protagonista esencial en el proceso y en la interacción que se produce entre ellos.

  1. a) Funciones del Monitor

Básicamente, el Formador, cuando está desarrollando su papel como tal ante sus alumnos potenciales, siempre debe mantener cuatro actitudes que le caracterizan:

– El Monitor debe facilitar y ayudar a los sujetos, siendo consciente de su obligación de hacer posible que puedan desarrollar todas sus potencialidades en cuanto a habilidades, aptitudes, etc.; en este sentido, todo Monitor debe ser:

  • Auténtico, siendo capaz de ser congruente, auténtico y sincero respecto a su interacción con los sujetos.
  • Empático, desarrollando la capacidad de captar la intensidad emocional que los mensajes de los participantes puedan expresar.
  • Considerado, respetando y apreciando en su justa medida las manifestaciones afectivas de los participantes.

Todo ello acompañado de un clima de diálogo humano que contribuya a crear un adecuado ambiente de seguridad para eliminar las posibles dificultades que puedan surgir.

– El Monitor debe estimular de tal forma que, cuando un participante se enfrente al hecho de adquirir nuevos conocimientos, habilidades o actitudes, necesitará de la intervención efectiva del Formador que estimule apropiadamente su capacidad de análisis, la síntesis, la capacidad crítica, la posible aplicación de los conocimientos adquiridos, y la evaluación de las acciones. Por tanto, facilita la información y adiestra en el uso de nuevos procesos asegurándose de que los participantes hagan lo que tienen que hacer según los objetivos y expectativas previstos.

El Monitor debe organizar, así como planificar y gestionar la acción que se pretende, y para ello debe:

  • Establecer para cada acto los objetivos partiendo de las propias necesidades del grupo.
  • Organizar y seleccionar los distintos tipos de contenidos y acciones, así como las actividades y los recursos más apropiados.
  • Evaluar el proceso y los resultados conjuntamente con los participantes.
  • Proponer, usar, sugerir, explicar, resumir, etc., los conocimientos que se van adquiriendo en cada sesión.
  • Ser capaz de interpelar al grupo concreto para suscitar la capacidad de investigación y la participación activa de todos.

El Monitor debe regular y/o catalizar la buena, correcta y adecuada confección del grupo, estando alerta ante posibles tensiones y conflictos, haciendo que los objetivos individuales reviertan siempre en los objetivos comunes.

Del equilibrio de estas cuatro actitudes se derivará una adecuada solidez y cohesión en la práctica como Monitor, haciendo que su actividad esté compensada en todo momento y adaptada según las circunstancias que vayan surgiendo a lo largo de todo el proceso de intervención.

Si un Monitor concreto aspira a desarrollar su cometido con la adecuada competencia, eficiencia y profesionalidad, debe reunir una serie de cualidades, así como de conocimientos, habilidades y actitudes adecuadas.

Tema 3. Características comportamentales.

Cuando el Monitor se encuentra en pleno ejercicio de sus competencias puede desarrollar distintos comportamientos ante el grupo de los participantes; su eficacia dependerá de las circunstancias concretas en que se desarrolle la acción. Los comportamientos que podría presentar el Monitor pueden ser de dos tipos: convencionales y no convencionales.

Comportamientos convencionales: los presenta el Monitor en el contexto de un enfoque más o menos convencional de la actividad que desarrolla; suelen ser a los que más se recurre.

  • Las preguntas abiertas: pretende recoger el máximo de información posible de los participantes, ya que suscita con ellas la participación activa, apela a las aportaciones individuales, enriquece la reflexión en grupo, y verifica el nivel que los participantes presentan respecto al tema que se está tratando, para poder ajustar luego sus intervenciones a dicho nivel.
  • Los silencios intencionados: que proporcionan a los participantes un máximo de tiempo en el uso de la palabra ya que, después de lanzada la pregunta, el Monitor guarda silencio para conceder a los participantes el tiempo necesario para que reflexionen y se decidan por la respuesta
  • La remisión al grupo: en donde el Monitor solicita del grupo que responda a las preguntas que los mismos participantes le dirigen a él, lo que permite al Monitor reflexionar sobre la respuesta que se debe dar a la cuestión planteada al mismo tiempo que ofrece a los participantes la posibilidad de intervenir de forma más protagonista en los debates utilizando al grupo como recurso. Se trata de un método idóneo para comprobar el nivel del grupo con respecto al tema que se trata.
  • El uso de historias y metáforas: en donde se introduce una historia o relato de una experiencia vivida con la intención de que se comprendan mejor los puntos tratados, los participantes se relajen, se relacione la teoría y/o conceptos presentados con la realidad, y se motive ampliando el campo de reflexión.
  • La reformulación: que consiste en que el Monitor reformula o repite los comentarios de los participantes usando los mismos conceptos, con lo cual demuestra que realmente los escucha y se asegura que todos los participantes han retenido la información proporcionada por alguno de ellos. También sirve para conceder más tiempo en la respuesta a cualquier cuestión que se plantee por parte del grupo y cuando ésta se sigue de silencios.
  • La elaboración constructiva: consiste en partir de una idea emitida por los participantes y desarrollar un tema relacionado con lo tratado, o distinto si lo estima conveniente. Posibilita !a profundización en el tema relacionando ideas con otras ya tratadas o que se van a tratar, al mismo tiempo que se racionaliza el orden de tratamiento y estudio de los distintos puntos del tema.
  • Las síntesis periódicas: en donde el Monitor resume al finalizar cada sesión o acción lo que se ha tratado o hecho, de tal forma que se concreten los aspectos esenciales del mensaje o la acción y, si procede, a enlazar con lo que se va a tratar posteriormente.
  • La regla de tres: consistente en tres pasos: primero anunciar lo que se va a decir, segundo decirlo, y tercero resumir lo que se acaba de decir. Con este comportamiento se pretende dar unidad a cada mensaje o acción.
  • Las expectativas hacia los participantes: es decir, la confianza que se tenga en el éxito de los participantes por parte del Monitor influye en los logros de aquellos. O, lo que es lo mismo, si se confía en que un sujeto concreto está capacitado para conseguir buenos resultados, al final acaba consiguiéndolo; y al contrario, si creemos que un sujeto obtendrá malos resultados no le prestaremos tanta atención y seguramente fracasará. Con esta actitud se pretende apoyar permanentemente el proceso de motivación, generando confianza y seguridad y potenciando el desarrollo de cualidades y habilidades.

Curso gratis de animador sociocultural

Comportamientos no convencionales: este tipo de comportamiento en el Monitor depende, sobre todo, de las propias características del grupo; se usan tanto como los convencionales.

  • El Monitor que “no comprende”: con este comportamiento simulado el Monitor plantea una serie de preguntas, que reformula mal o hace inadecuadamente de forma intencionada, con la finalidad de forzar a los participantes a que profundicen y precisen sus ideas y argumentos. El riesgo está en que suele crear frustración entre los participantes y también desencadena reacciones negativas.
  • El Monitor como provocador: tiene por objeto suscitar y desarrollar el juicio crítico en los participantes e impulsarlos a que maticen sus posturas, haciendo que reformulen sus argumentos con exageración. Puede ocasionar cierto bloque o actitud negativa para proseguir en los participantes.
  • La desviación pedagógica: en este caso el Monitor responde de pasada a las cuestiones que suscitan los participantes, intentando con ello desviar el diálogo sobre el tema de reflexión y sugiere al mismo tiempo otras pistas posibles como elementos de análisis. Con ello pretende fomentar la posibilidad de otros puntos de vista, la creatividad o la posibilidad de examinar las cuestiones desde otra perspectiva nueva.
  • La pedagogía del error: en ella se cometen voluntariamente errores por parte del Monitor en la exposición, acción o demostración, de tal forma que se mantenga la atención de los participantes (que han sido prevenidos previamente por el Monitor) para que detecten los errores y corregirlos a su debido tiempo dando, con todo ello, un carácter activo de reflexión en los participantes.
  • El Monitor sarcástico: en este caso el Monitor realiza comentarios sarcásticos respecto a los participantes, intentando provocar en los mismos reacciones de afirmación y la voluntad de demostrar sus conocimientos y competencia. El sujeto intentará demostrar que no es tan estricto o intransigente como pretende el Monitor, probando que es tan capaz como los demás al tiempo que demuestra el error en el Monitor.

Curso gratis de Animador Sociocultural


Este curso gratis de Animador Sociocultural, es totalmente gratuito, cuantos más suscriptores tenga el curso podremos dedicarle más recursos y mejores serán sus contenidos, ayúdanos compartiéndolo en LAS REDES SOCIALES.

————————————————————————————————–

PREGUNTAS DE EVALUACIÓN del curso gratis de Animador Sociocultural:

  1. ¿Cuáles son las funciones específicas que se desempeñan desde cada profesión y que corresponden a la familia profesional de la Educación Social?
  2. ¿Quiénes son los destinatarios de la intervención socioeducativa?
  3. Enumera las cuatro grandes áreas de intervención socioeducativa son:
  4. Nombra cuales son los tipos de Monitor Sociocultural.
  5. Dentro de los comportamientos convencionales, ¿en qué consiste la reformulación?
Le agradecemos su buena disposición y esperamos que la formación adquirida en este curso gratis de Animador Sociocultural le sirva para crecer profesional y personalmente.Si necesita un diploma de este curso gratis de Animador Sociocultural, rellene  el formulario que aparece a continuación con su nombre, apellidos y email, y las respuestas a las preguntas de evaluación.
Cuando haga ésto, podrá descargarse el diploma en este enlace

Diplomas Carpe Diem
Si además de este curso online gratis, necesita más diplomas para presentarlo como méritos para ofertas de empleo, avalados por Formación Carpe Diem, que certifiquen los conocimientos adquiridos, amplíen formación y complementen su Curriculum Vitae, puede realizar los siguientes cursos:

Todos los cursos gratis
Cursos con 60% de descuento (a 28€)
Cursos con 80€ de descuento (a 18€)
Cursos con ofertas
Cursos con diploma sellado por la Administración Pública
Cursos con título expedio por la Universidad Antonio de Nebrija

El Equipo de Formación Carpe Diem queda a su disposición para lo que necesite.

Un saludo,

www.formacioncarpediem.com
info@formacioncarpediem.com
alumnado@formacioncarpediem.com),
Teléfonos: 956 803346, 956 212980, 917 463335 -Fax (956 4888314)
Whatsapp 601320154

carpe

Curso Gratis Animación Sociocultural

 

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

9 Responses to Curso gratis de Animador Sociocultural

  1. Maria dice:

    creo que falta el enlace al diploma , exceptuando eso el curso me ha resultado bastante interesante

  2. Cris dice:

    Hola, el curso es genial, pero tengo una pregunta:
    ¿Cómo puedo poner mi nombre y el resto de datos?
    muchas gracias

  3. Antonio García Rico dice:

    Gracias por este iniciación a la animación sociocultural

    • Cristina Arroyo Gumiel dice:

      HOLA, TE DICEN EN ALGUN MOMENTO SI HAS APROBADO O SUSPENDIDO EL CURSO?

      • Hola Cristina, como le hemos indicado anteriormente, recibirá un email con la resolución cuando los tutores revisen su evaluación. En cuanto a la validez, informarle que los cursos gratis están avalados por el Centro de Formación Carpe Diem, son cursos complementario a los Estudios realizados y válidos para Curriculum Vitae, y ofertas de empleo. No obstante, le aconsejamos que se informe en la empresa correspondiente sobre qué tipo de cursos le van a exigir para poder trabajar. Un saludo

  4. Cristina Arroyo Gumiel dice:

    Hola, queria saber si nos mandan algun tipo de mensaje al email para decirnos si hemos aprobado o no.. y si esto tiene validacion alguna. gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *