Día mundial del SIDA

Prevención de la transmisión del VIH en jóvenes y adolescentes

La población joven y adolescente continúa estando en el centro de la pandemia del VIH en términos de transmisión, vulnerabilidad, impacto y potencial. En nuestra sociedad se observa una tendencia a iniciar las relaciones sexuales con penetración a edades cada vez, más tempranas. Al descender la edad de la primera relación sexual, aumenta el periodo de actividad sexual en jóvenes, con un mayor número de parejas sexuales y mayor probabilidad de mantener relaciones sexuales desprotegidas. Diversos estudios muestran que la población joven percibe el propio riesgo de infección por VIH como algo lejano e improbable, que el VIH es una amenaza en cierta medida superada que sólo les ocurre a otros o a otras.

Según la OMS, el comienzo de la adolescencia es el momento en el que pueden establecerse modelos duraderos de gestión responsable sobre la propia salud, un periodo idóneo para sensibilizar sobre la prevención del VIH.

 ¿Cómo se transmite el VIH? (Fuente: Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad)

El VIH puede transmitirse a través de la  sangre, el semen, las secreciones vaginales y, en menor medida, la leche materna. Para que se produzca la infección es necesario que el VIH entre en el organismo, ocurriendo cuando estos fluidos entran en contacto con la sangre o las mucosas.

La infección puede transmitirse por las siguientes prácticas:

  1. Relaciones sexuales con penetración (anal, vaginal u oral) sin preservativo. Cuantas más relaciones sexuales sin protección se tengan, mayor es el riesgo de infección del VIH u otras infecciones de transmisión sexual.
  2. Uso compartido de jeringas, agujas, otro material de inyección o cualquier instrumento cortante que haya estado en contacto con sangre infectada.
  3. Por vía materno-infantil. Una madre infectada por el VIH puede transmitir el virus a su futuro hijo/a, durante el embarazo, parto o lactancia.

 El virus del sida NO se transmite en ningún caso…

  • Por lágrimas, sudor, tos, estornudos, alimentos, ropa, cubiertos, o por objetos de uso común.
  • Por darse la mano, abrazarse o besarse profundamente.
  • Por compartir duchas, lavabos o WC en piscinas, instalaciones deportivas, lugares de trabajo, colegios y establecimientos públicos.
  • Por animales, mosquitos u otros insectos.

Quizás pienses que DETENER EL SIDA es tarea de otros/as pero UNIDOS PODEMOS evitar la propagación del VIH.

Hay muchas cosas que tú también puedes hacer en el Día Mundial del Sida.

  • Usa preservativo.
  • Respeta a las personas con VIH.
  • Informarte sobre cómo prevenir el VIH.
  • Combatir el estigma y la discriminación.
  • Llevar un lazo rojo y pedir a los/as demás que hagan lo mismo.

¡ÚNETE!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *