Motivar y preparar para una mejor formación continua

Con la llegada de las vacaciones, muchos son los trabajadores que aprovechan su tiempo libre para aumentar su formación y capacitación laboral. La etapa de cambios económicos y sociales que estamos viviendo arrastra a muchos trabajadores inactivos a mejorar su formación para poder así destacar en el mercado laboral en el que existe una competencia bastante amplia o, incluso, a probar suerte en trabajos ajenos a su carrera con la realización de varios cursos.

Algunos de ellos apenas tienen formación académica y otros es la primera vez que ven la materia por la que están apostando para cambiar su vida.  En estos casos el perfeccionamiento en aquellos puestos en los que no se había trabajado anteriormente supone un plus añadido al curriculum personal del trabajador y contribuye a mejorar la motivación.

La formación se ha convertido en una actividad generalizada, entendida como una acción global que rompe con las concepciones tradicionales, no es algo que corresponde a una etapa de la vida, sino que necesitamos un entrenamiento profesional constante. El objetivo es reforzar el nivel de cualificación de los profesionales en los diferentes sectores, evitando así  el estancamiento en su cualificación y mejorando por tanto su situación laboral y profesional, clave para obtener la competencia deseada.

En este sentido encontramos a docentes que destinan parte de su periodo vacacional a actualizarse y completar aquello que no aprendieron durante su carrera y que, frecuentemente, se refiere al aspecto pedagógico de su trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *